¡Madre mía! si es que no tengo tiempo para nada…
Esta es la frase que más escucho todos los días, vosotras mujeres trabajadoras que lleváis encima la carga de la casa, la compra, los niños, las extraescolares, los cumpleaños, las mascotas, las macetas, el gimnasio, las cremas anti arrugas, las ofertas, las amigas, los grupos de whatsapp, la madre, la suegra, el gimnasio, y sí, he repetido dos veces el gimnasio porque: si vas te quita tiempo y si no vas también te quita tiempo porque estás pensando en que deberías ir o quizá deberías apuntarte….
De cualquier manera nosotras las mujeres que generalmente adoramos ir de compras hay una cosa que por más que busquemos en mercadillos, bazares o centros comerciales no encontramos nunca a ningún precio y en ningún envase y eso es :TIEMPO

Porque en este nuevo mundo de tecnología las redes sociales lo que han hecho en gran parte ha sido precisamente eso “enredarnos”.
Tenemos mucha información y tutoriales para todo, para hacer una lámpara con moldes de madalenas, para hacerte una trenza africana, disimular tus ojeras o hacer un sofá con palets  pero; ¿todo eso cómo se hace?. Pues precisamente con eso, con TIEMPO.

Porque además de trabajar 8 horas o más tienes que acordarte por la mañana de tomar limón exprimido en ayunas que te quita la grasa abdominal, bicarbonato porque es anti cancerígeno, tomar perlas de aceite de onagra para no tener síndrome pre menstrual y sobre todo comer sano y no abusar de los pre-cocinados, y digo yo: ¿Cómo narices haces el tradicional  puchero con ingredientes ecológicos en una olla a fuego lento…si no estás en casa? Ahhhh se me ocurre, haces  la comida por la noche, y al día siguiente la calientas para la hora de comer, pero ojo!!! Ni se te ocurra hacerlo en el microondas que ya sabes que es malo para el cuerpo…

Entre todas las obligaciones y quehaceres que tenemos las mujeres hay un monstruo que a casi todas nos ha quitado algo de TIEMPO en nuestras vidas.

Ese monstruo se llama depilación. La depilación lleva años quitándonos tiempo, porque hay que pasarse la cuchilla a diario o la crema depilatoria, o hacernos la cera semanalmente para no lucir un bigote a lo Frida Kahlo, o mucho peor y más tortura todavía si utilizáis la máquina esa de rodillo que te arranca los pelos y después se te enquistan…
Por eso Terciopelos ha llegado a vosotras, mujeres trabajadoras, para que os olvidéis del monstruo de la depilación porque tan solo con la primera sesión ya estáis dos meses sin pelo, porque además os recordamos que tenéis que venir y os damos cita por whatsapp y una vez que tenéis la cita os avisamos el día de antes para que no se os olvide. ¿¡Podemos hacer algo más por vosotras, mujeres trabajadoras!?

Haced de vez en cuando cosas que se salgan de lo común, nuestro cerebro archiva la rutina y por eso tenemos la sensación de que el tiempo pasa muy deprisa.
Podéis empezar por probar la fotodepilación láser o luz pulsada.
A partir de que la probéis vuestra vida cambiará, tendréis tiempo, saldréis de la rutina de tener que estar esclavas de la cera, de la cuchilla y sobre todo caeréis en un mundo de suavidad que jamás soñasteis.

Vuestras ingles estarán perfectas para que todo vuestro tiempo lo empleéis en lo que más os apetezca.

Y si queréis relajaros después de una dura jornada de trabajo os podéis regalar a vosotras mismas un tratamiento Excellence de Atache y dejar que vuestra mente se calme mientras os masajeamos en la camilla.

“No hay ninguna prisa. La vida no tiene ningún apuro. Sé como las estaciones. El invierno nunca intenta convertirse en verano. La primavera no se apresura hacia el otoño. La hierba crece a su propio ritmo”. Jeff Foster

 

¿Eres una mujer trabajadora y sin tiempo para nada?¿ Quieres compartirlo con nosotros? Recuerda que estamos conversando con todos nuestros amigos en Facebook http://facebook.com/Terciopelos