¿Sientes que la madurez está tocando a tu puerta?

La Madurez y su llegada pasa por responder a una serie de preguntas:

¿Te has sentido alguna vez molesta cuando en la cola del supermercado te hablan de usted?
¿Cuando oyes en la calle gritar ¡señoraaaaa!jamás te vuelves porque piensas que no va contigo?
¿Tienes la sensación de que tus antiguos compañeros de cole están muy mayores? Si has respondido afirmativamente a dos o más preguntas, he de decirte:

¡Bienvenida a la madurez!

Aguacate maduro

Pero, madurez en el sentido amplio de la palabra…¿has probado a comerte un aguacate que no esté maduro? Pues si la madurez le sienta bien a los aguacates ¿por qué no nos va a sentar bien a nosotras?
Quiero ser un aguacate.
Ahora que ya te has decidido a disfrutar de tu madurez he de decirte que tiene muchísimas ventajas.

Ventajas de la Edad Madura

  • El cerebro se vuelve más razonable y sueles darle explicaciones a todo lo que sucede, empleas muy a menudo la frase “nada pasa por casualidad” frase comodín para no liarte a golpes porque las cosas no te salen a la primera…
  • Cuando te para la policía Local piensas: “ese chico tan jovencito no me va a poner una multa ¿no? Aunque te la termina poniendo, pero te ahorras un rato malo…
  • Te vuelves menos crítica, ves a todas las chicas jóvenes guapísimas, sobre todo por eso, porque son jóvenes…
  • Necesitas menos relleno en el sujetador porque milagrosamente ¡gastas una talla más!
  • Y lo mejor de todo, ya no tienes miedo a hacer el ridículo, aunque seguramente lo harás, pero sin miedo.

La madurez es ese estado en el que piensas que ya lo sabes todo y que nada nuevo te puede pasar hasta que el agujero del pendiente de tu oreja pasa de ser un punto a ser una I.

Quiérete en la madurez

En Terciopelos sabemos que en la madurez se dispone de más tiempo libre y que es maravilloso invertirlo en una misma.
Cada vez que te tumbas en una camilla y te dejas querer, no solamente mejora tu aspecto físico, sino que tu autoestima crece.

Quiérete mucho y mírate al espejo con los ojos de tu abuela, ella no podía estar equivocada, más guapa no la hay…

Con la madurez llegarán los pensamientos claros, la visión limpia. La niebla hormonal seguirá su curso buscando vidas nuevas donde pernoctar algunas décadas y tú entonces, te sentarás plácidamente a mi lado para ser solamente tú y yo juntos…nosotros.